Black Friday, un viernes no tan negro para algunos

Black Friday traduce literalmente “Viernes Negro” algunos dicen que en parte debe su nombre a una tradición que empezó en Filadelfia, Estados Unidos para referirse a una increíble manta negra de personas que se trasladaba de un comercio a otro después del día de Acción de Gracias.

Usualmente, esta temporada podría durar unos días pero el día clave donde los precios bajan considerablemente es el viernes después del día de Acción de Gracias, dando inicio a la temporada y campaña navideña.

Algunos pueden pensar que este día puede ser de mala suerte, terror o simplemente un día para olvidar. ¿Pero de donde proviene este apelativo?
El adjetivo black o negro se usaba para describir eventos trágicos o calamidades como lo describía el autor Benjamin Zimmer, cuando en 1860, en un intento de tomar el mercado del oro de la Bolsa de Valores de Nueva York y debido a una mala intervención del gobierno que ocasionó un incremento en la oferta de materias primas y una caída de precios que originó una de las primeras crisis negras del mercado bursátil estadounidense.

El día de Acción de Gracias fijado en el último jueves de noviembre desde el presidente Lincoln tuvo que ser modificado despúes de varios años por el mismo Congreso de Estados Unidos para que los comercios y establecimientos tuviesen una semana adicional antes de navidad para las compras navideñas. A partir de ese momento, se fijó que el inicio de esta temporada empezaría con los mejores descuentos del año (algunos inclusive del 90%) así los comerciantes pasaban de tener números rojos a tener números negros o positivos.

En los 90s era muy normal madrugar para hacer interminables filas para ser el primero o por lo menos alcanzar a las promociones. Este día se volvió tan famoso que poco a poco los diferentes países del mundo fueron adoptando esta cultura de descuentos y promociones especialmente en las tiendas virtuales que cada negocio tenia.

Puede interesarte  ¿En qué fechas programo mis campañas de comunicación?

Ayer, escuché en el programa de Telemedellín: Trending Topic #3TTM a Santiago Villegas o más conocido como @medejean en la Twittosfera decir tres consejos:

1. No compres cosas innecesarias
2. Compra de un sitio web confiable
3. Asegúrate que la transacción sea segura

Para entenderlo mejor he tratado de extender estos conceptos de la siguiente manera:

No compres cosas innecesarias
Hay veces nos dejamos llevar por promociones del 90% y el espíritu compulsivo nos hace dar click a “Agregar al carrito de compras”.
No siempre el descuento es real sino un estimulo comercial que nos lleva a la compra.

Compra de un sitio web confiable
Es imposible controlar la cantidad de sitios web que cada día nacen. Hoy en día cualquier persona puede abrir un sitio web e inclusive volverlo seguro (con el famoso candadito a la izquierda del navegador).

La compra puede que sea segura pero el vendedor no y esos artículos que algún día compramos puede que nunca llegue. Compremos de sitios web que conozcamos y directamente de sus direcciones web.

No le creamos a enlaces que recibamos en correos electrónicos desconocidos o tiendas que no sepamos ni siquiera de que país o donde se encuentran.

Asegúrate que la transacción sea segura

Disfrutemos con moderación este Black Friday, sean 24 horas, 48 horas o hasta 36 horas.

Pero siempre nos debemos asegurar que el sitio web le brinde al usuario la seguridad de la protección de sus datos a través de SSL (Secure Socket Layer) o traducido para que todos entendamos el candadito a la izquierda de la dirección web.

Un ejemplo lo encontré en una compra que realice en Linio uno de los sitios web que personalmente recomiendo por sus ofertas, la rapidez de su envíos y la variedad de sus productos.

 

Artículos Relacionados

Leave a Comment

*

Otros están leyendo
Otros están leyendo
En cualquier época, lugar y situación social, la seguridad ha…